Qué hay que tener en cuenta para la actividad física en verano  

Publicado el: 17 de enero de 2022 | Por:

El verano suele ser un periodo para la desconexión que contribuye a la recuperación física y mental del ritmo de todo el año, sin embargo el hecho de que sean “vacaciones” no implica que haya que descuidar nuestras rutinas saludables.

Por tal motivo, desde el Ministerio de Salud se recomienda y aconseja mantener las actividades al aire libre aprovechando el buen tiempo y con las medidas de protección adecuadas.

Desde la coordinación de Enfermedades Crónicas No Transmisibles, remarcan la importancia de aprovechar esta estación del año para mantener una adecuada condición física y estado de salud mediante actividades variadas al aire libre, como caminar, andar en bicicleta, nadar, hacer gimnasia en el agua o actividades deportivo-recreativas que nos permitan seguir en movimiento.

Asimismo, recuerdan que continuar activos nos ayuda a controlar o evitar distintas enfermedades como la diabetes, las afecciones cardiovasculares y la hipertensión, entre otras.  A su vez, colabora con el mantenimiento de un peso adecuado, el estado general de nuestro cuerpo, nuestras articulaciones y músculos.

Mirá los recaudos

•La hidratación es sumamente importante. Se debe beber abundante agua antes de comenzar a ejercitarse, durante la actividad y al finalizar la misma, para reponer el líquido perdido. No se debe esperar a tener sed para tomar líquido, ya que es el primer síntoma de la deshidratación. Esta debe ser individual.

•El calentamiento previo y los ejercicios finales de estiramiento son esenciales para evitar lesiones.

•La alimentación debe ser variada y debe incluir frutas frescas, verduras, cereales y lácteos. Luego de comer, se sugiere esperar más de una hora antes de comenzar a realizar actividad física.

•La indumentaria debe ser cómoda de colores claros y telas sintéticas que permitan el secado rápido, y mantener la cabeza protegida con un gorro. Las partes del cuerpo que queden expuestas, como brazos y piernas, deben ser cuidadas con protector solar de factor 20 como mínimo.

•El calzado, permite cuidar la estructura ósea y articular ya que reduce el impacto, recomienda el uso de zapatillas deportivas que tengan buena amortiguación, como también buscar superficies blandas, como la tierra, para ejercitarse.

•El horario más conveniente debería ser las primeras horas en la mañana o en la noche cuando la temperatura es menor, ya que estos son los horarios más adecuados para realizar actividad física, principalmente si los realiza al aire libre. Evitar la exposición en los horarios de mayor radiación solar.

•Durante la época estival, las personas que no están adaptadas a una rutina de ejercicio pueden comenzar a trabajar con actividades de intensidad baja a moderada, hasta tres veces por semana, e ir incorporando paulatinamente más días y mayores esfuerzos.

•Siempre hay que seguir las recomendaciones sanitarias sobre los protocolos COVID 19 vigentes. Mantener los cuidados que ya conocemos y tratar de movernos en espacios al aire libre.

La aparición de malestares, náuseas, mareos, dolores de cabeza o cansancio anormal son señales de agotamiento por el calor. Si esto sucede, se debe interrumpir la actividad, beber abundante agua y descansar en un lugar fresco. Si los síntomas continúan, es fundamental consultar al equipo de salud  rápidamente.