Río Negro: APEL adhiere al paro del martes 25

Publicado el: 22 de septiembre de 2018 | Por:

La Comisión Directiva de la Asociación Personal de Empleados Legislativos de Río Negro (APEL) resolvió adherir a l paro general sin movilización para el martes 25 de septiembre, convocado por la Confederación General del Trabajo.

La determinación fue adoptada el pasado martes por dicha Comisión de acuerdo facultades conferidas en el Estatuto gremial (Artículo 127º del Capítulo XIV).

En los fundamentos de la decisión, donde se hace referencia a “la negativa y los oídos sordos del Gobierno Nacional y Provincial a atender los reclamos de los trabajadores”, también se hace hincapié a situaciones vinculadas con el Poder Legislativo rionegrino.

En ese sentido reiteran los reclamos efectuados con anterioridad a las autoridades: a) Pase a Planta Permanente del Personal Jornalizado; b) Recategorización del personal que se encuentra pendiente; c) Reconocimiento de las Categorías por títulos a los trabajadores legislativos;  e) Tratamiento de un proyecto de Ley creando Paritarias en el Poder Legislativo de Río Negro.

 

Situación nacional

Se agrega que “nadie puede estar tranquilo ante la peligrosa deriva económico – social de un gobierno que no acierta a encontrar una salida a la crisis.  Ya no se trata solamente del incumplimiento de muchas de las promesas formuladas durante la campaña que venían a resolver, sumando, en cambio, otros de igual o mayor complejidad”.

“El empleo está atravesando una curva descendente como consecuencia de la destrucción de puestos de trabajos formales y no formales, multiplicándose en forma aritmética la generación de trabajo precario. La inflación está descontrolada, sepultando la afirmación del Presidente de que era “una cuestión sencilla de resolver”.  Los índices, que pueden ser considerados como los peores de nuestra historia, hablan por si mismos”, manifestaron las máximas autoridades de APEL.

Añadieron que “no hay modo de comprender el actual esquema de tarifas en la energía y el transporte que recae de modo brutal sobre los hogares, urge retrotraer las tarifas a diciembre del 2.017 (como lo marca la vetada Ley 27.743). A esto se suma la brutal devaluación de la moneda, cuyo efecto hace estragos sobre el poder adquisiitvo de los trabajadores”.

 

Consideraron que “se requieren paritarias libres y sin techo, esta herramienta debe ser dinámica, ya que es insuficiente ante la falta de previsibilidad de escenarios económicos que van cambiando continuamente, lo que determina salarios que están infinitamente por debajo de la inflación”.

También opinan que “como si todo esto fuera poco, los anuncios que pretenden consagrar en el Presupuesto 2019, indican la reducción del 50 % del beneficio de Zona Desfavorable para los patagónicos en las futuras jubilaciones. Ante el acuerdo con el F.M.I., cuya aplicación recae directamente sobre el empleo, la obra pública, el Sistema de Seguridad Social, las Economías Regionales y los Servicios Públicos, agravando dramáticamente la ya insoportable situación Social”.

Más adelante hicieron mención a la Ecuación, al sostener que “está viviendo un momento trágico: edificios que no reúnen condiciones mínimas, junto con un evidente interés de desfinanciar a las universidades públicas.  El desinterés por la Investigación científica y la educación pública y gratuita se transmite en cada una de las expresiones del gobierno, que, entre otras cosas, prometió crear jardines de infantes y escuelas y dignificar la tarea de los docentes y jamás cumplió”.

“Estamos asistiendo a un verdadero drama respecto al acceso de nuestros compatriotas a la SALUD PUBLICA, ya que la ausencia de insumos repercute en un notable deterioro de la capacidad  de las instituciones asistenciales, acompañado con la eliminación de medicamentos para la cobertura a planes especiales de enfermedades crónicas prevalentes, por lo que hoy para una gran parte de nuestra sociedad, enfermarse es un verdadero lujo, que no tiene forma de enfrentar”, precisaron.

Los dirigentes de APEL expresaron asimismo que “en la actual situación de reclamos persiste una dura ofensiva contra los gremios, dejando al descubierto el objetivo de desactivar la protesta social.  Los gremios son hostigados por ejercer del derecho de acción sindical son un ejemplo de tamaño objetivo.  Rechazamos en forma enfática semejante despropósito y ratificamos que ninguno de estos ataques cambiará la agenda del movimiento obrero”.

Exigen por otra parte “la pronta reactivación de la obra pública, como gran sustento de la inversión del Estado, que permite no solo mejorar la calidad de vida de aquellas comunidades a las que va dirigida, sino también la generación de fuentes de trabajo genuino, en forma directa e indirecta”.

También rechazan     la eliminación del Ministerio de Trabajo “porque representa un significativo retroceso institucional, ya que nuestro país es reconocido internacionalmente por el importante desarrollo en legislación laboral, creación de derechos y protección social al trabajo y la producción”.