Denuncian “deplorable” estado del edificio del Centro de Formación Integral N°1

Publicado el: 13 de agosto de 2017 | Por:

Un grupo de padres de la comunidad educativa del Centro de Formación Integral N°1 de Patagones, manifestaron su indignación por el deplorable estado edilicio donde diariamente concurren sus hijos con diferentes discapacidades. Aseguraron sentirse “discriminados” y en la obligación de “hacer respetar los derechos” de sus hijos.

La escuela funciona hace varios años en una casona antigua alquilada que, según afirman los padres, “debe tener más de 100 años” por lo cual no cumple con ningún requisito para albergar a los alumnos. Cansados, decidieron hacer publica la situación con un comunicado de prensa.

Uno de los padres manifestó que fue convocado por las autoridades para retirar a su hija argumentando que el edificio corría riesgo de derrumbe, lo que fue supervisado y avalado por referentes del Consejo Escolar municipal.

Según precisó el vecino, “la Escuela, que es única en su tipo en todo el partido de Patagones, funciona en una casona alquilada que no cumple con ningún requisito ni está preparada para que funcione una Institución educativa, mucho menos para que funcione una Institución de Enseñanza Especial, dónde asisten alumnos con diferentes discapacidades, y encima de eso está totalmente descuidada, con nulo mantenimiento”.

“La estructura añosa posee riesgo de derrumbe . No obstante estas adversidades, todo el equipo docente y comisión cooperadora ha hecho y hace malabares para llevar adelante la Institución; pero visto la situación ocurrida hoy, consideramos que ésto no da para más”, agregó.

Los mismos padres han propuesto en varias oportunidades la construcción de un nuevo edificio en un terreno que posee la Dirección de Educación en Patagones que fue donado por la Municipalidad para éste fin.

En ese marco, comentaron que se reunieron con la actual gestión, “hace 25 días con el Intendente José Luis Zara y el Secretario de Obras Públicas Jorge Isaac, que muy amablemente nos atendieron, inclusive hemos charlado sobre la posibilidad de la construcción del nuevo edificio en el terreno mencionado”.

No obstante, este viernes los padres decidieron hacer público el reclamo argumentando que “hoy la situación es desesperante y el tiempo de ellos no es el de nuestros hijos que necesitan asistir a la escuela para educarse, que esté en condiciones dignas y seguras, de acuerdo a los derechos que los asisten, y no a un lugar que es literalmente peligroso y riesgoso”.